lunes, 31 de mayo de 2010

Carnaval: cuerpos grotescos.

En el Carnaval se insertan claros elementos de obscenidad y sexualidad descontroladas, desorden y desestructuración de las normas sociales como respuesta colectiva a la continencia impuesta por la Cuaresma.
En Antropología del cuerpo y modernidad, David Le Breton nos cuenta que el cuerpo del Carnaval se opone radicalmente al cuerpo moderno.
Mientras que el cuerpo moderno es individual, marca de distinción entre un ser humano y otro, el cuerpo carnavalesco ensambla a los seres humanos entre sí, es un signo de alianza, no puede ser percibido fuera de su comunidad y del cosmos.
Mientras que el cuerpo moderno está separado del ser humano, el cuerpo carnavalesco está unido, el ser humano no puede ser percibido fuera de su cuerpo.
El cuerpo grotesco está formado por salientes, protuberancias, desborda de vitalidad, se entremezcla con la multitud, indiscernible, abierto, en contacto con el cosmos, insatisfecho con los límites que permanentemente transgrede. Le Breton.
El acento está puesto en las partes del cuerpo en que éste está, o bien abierto al mundo exterior, o bien en el mundo, es decir, en los orificios, en las protuberancias, en todas las ramificaciones y excrecencias: bocas abiertas, órganos genitales, senos, falos, vientres, narices. Bajtin.
Los órganos que avergüenzan la cultura burguesa y las actividades que transgreden los límites (la fornicación, la gravidez, la muerte, comer, beber, mear, defecar...) son los que dan placer al Carnaval. El cuerpo grotesco solo puede estar en la abundancia, en el exceso.
Foto de: http://policiacodesonora.blogspot.com/2010_02_13_archive.html

Foto de http://farm1.static.flickr.com/37/107386249_df696f07f8.jpg

Foto de: http://malavidacomics.mforos.com/182408/5550069-carnavales-malavideros-2007/

MÁS SOBRE EL CARNAVAL:
Carnaval de Barranquilla

Zeyla Victoria: Mulata do Gois 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada